BLOG, SALUD

Involucrarse de manera correcta en la vida de los niños

El proceso de comunicación de entre adultos y niños suele ser bastante complicado debido a que en la primera etapa de crecimiento un niño no suele diferenciar por si mismo los mensajes que emite la sociedad, es por ello que en esta fase la supervisión y la formación en el hogar son indispensables para la creación de valores que lleven a ese niño o niña a la etapa de madures y en consecuencia a ser adultos con criterios claros a la hora de enfrentarse a las situaciones por venir durante su desarrollo. Como indicábamos la comunicación permanente es indispensable, una psicóloga infantil nos da algunos consejos de cómo establecer la relación comunicacional con los hijos por la cual crezcan y se establezcan lasos de confianza.

Una de las cuestiones más importantes es el tiempo dedicado, independientemente de que la vida laboral te absorba diariamente hay que tener momentos en el día para charlar expresa la psicóloga infantil, es muy importante que los niños creen vínculos de confianza en los que puedan comunicarse libremente y sin prejuicios, el escucharlos será una buena forma de que sientan que sus comentarios son tomados en cuenta y ayudara a extraer información de cómo es el día a día en sus actividades o en el colegio; de esta forma tendrán luces de cómo intervenir de una manera no invasiva respecto a alguna actitud o comportamiento que creas deba ser corregida.

Por otra parte siempre debes tener la disposición de mantener las conversaciones activas en el sentido de ser muy claro pero no resumir tanto para que entiendan los mensajes, mirarle a los ojos cuando le hablas evitara las distracciones comenta una psicóloga, ya que se centrara más en la conversación y asimilara los mensajes de una forma clara.

Sobre el complejo tema de los sentimientos otra psicóloga infantil explica que una de las formas más indicadas es el hecho de no hacer critica directa de todo lo que nos parezca incorrecto, sino mas bien expresarnos abiertamente poniéndose al nivel del lenguaje del niño y explicarle que toda acción tiene sus consecuencias tanto negativas como positivas y del mismo modo con sus actitudes.